Pasar al contenido principal

Cáncer de huesos

Compartir     
Cáncer de huesos

4 Minutos de lectura

El cáncer que comienza en los huesos es conocido como cáncer primario de huesos. El cáncer primario de huesos es muy poco común y es generalmente tratado con cirugía, radioterapia o quimioterapia.

Acerca del cáncer del huesos

El cuerpo tiene alrededor de 200 huesos. Estos huesos forman el esqueleto – la estructura rígida interna que da soporte al cuerpo. El hueso es un tejido vivo. Está hecho de calcio y diferentes tipos de células. Las células continuamente se regeneran para formar nuevo tejido óseo.
 
El cáncer de huesos es causado por el crecimiento descontrolado de las células. El cáncer primario comienza en el hueso. El cáncer secundario es aquél que se origina en otro órgano y se propaga al hueso. Esta hoja informativa solamente trata acerca del cáncer primario de huesos.
 
 

Tipos de cáncer primario de huesos

Hay varios tipos de cáncer primario del hueso. Los principales se listan a continuación:

  • Osteosarcoma – este es el tipo de cáncer del hueso más común. Es más frecuente en adolescentes y adultos jóvenes, pero puede ocurrir a cualquier edad. Generalmente se desarrolla en la parte inferior del muslo, la espinilla o la parte superior de los brazos.
  • Sarcoma de Ewing –es más común entre adolescentes. Generalmente se desarrolla en la pelvis, el muslo o la espinilla, pero puede ocurrir también en tejidos suaves del cuerpo.
  • Condrosarcoma –es más común entre adultos mayores de 40 años. Comienza en las células del cartílago en las articulaciones. Generalmente se desarrolla en los huesos de los muslos, la pelvis, las costillas, la parte superior de los brazos o el omóplato.
  • Sarcoma de tejido blando – hay cuatro tipos: sarcoma indiferenciado del hueso, histiocitoma fibroso maligno óseo, fibrosarcoma y leiomiosarcoma. Todos se comportan como el osteosarcoma pero son más comunes en adultos mayores de 40 años. Este tipo de cáncer generalmente se desarrolla en la parte inferior del muslo, la espinilla, la rodilla o los brazos.

Síntomas del cáncer del huesos

Los síntomas varían dependiendo de dónde se localice el cáncer y qué tan severo es. El cáncer del hueso generalmente causa dolor y sensibilidad en el área afectada. En niños, puede confundirse con dolores del crecimiento y en adultos puede confundirse con artritis. A medida que el cáncer crece también puede causar hinchazón en al área afectada. Si se encuentra cerca de una articulación, puede dificultar el movimiento en la articulación.
 
Algunos síntomas menos comunes incluyen:

  • cansancio
  • fiebre o sudor nocturno
  • pérdida de peso

 
Estos síntomas no son siempre causados por el cáncer del hueso, pero si usted experimenta alguno de ellos, visite a su médico.

Causas del cáncer del huesos

Los médicos aún no saben por qué se desarrolla el cáncer del hueso. Sin embargo, algunos factores aumentan las probabilidades de desarrollarlo.

  • Edad – el cáncer del hueso es más común entre adolescentes y adultos jóvenes, cuando los huesos están en crecimiento.
  • Radioterapia – tratamientos anteriores con radioterapia aumentan el riesgo de desarrollar cáncer del hueso en esa área.
  • Quimioterapia – depende del tipo y dosis de drogas anticancerosas que hayan sido usadas.
  • Enfermedad de Paget – esta enfermedad afecta los huesos, haciéndolos frágiles y causando dolor y fracturas. Una de cada 10 personas con la enfermedad de Paget desarrolla cáncer del hueso.
  • Previo tumor benigno en el hueso – si ya ha tenido algún tipo de tumor benigno en el hueso (que no se ha propagado), las probabilidades de desarrollar condrosarcoma son más altas.
  • Genética – tener alguna condición hereditaria poco común, como Síndrome de Li-Fraumeni, retinoblastoma o Síndrome de Rothmund Thompson, aumenta las probabilidades de desarrollar osteosarcoma.
     

Diagnóstico del cáncer del huesos

El médico le hará preguntas sobre sus síntomas y le hará un examen para detectar si tiene cáncer de huesos. Puede ser que necesite los siguientes exámenes para confirmar el diagnóstico:

  • Radiografía de los huesos – esta es la forma más fácil de identificar cuáles huesos han sido afectados.
  • Tomografías – estas incluyen ecografías, imágenes de resonancia magnética (IRM) y tomografías computarizadas (TC). Se realizan para ver los huesos, músculos, órganos y tejidos en el cuerpo. Las imágenes de resonancia magnética y las tomografías computarizadas pueden mostrar qué tanto del hueso ha sido afectado.
  • Escáner del hueso – estos son más exactos para diagnosticar el cáncer del hueso que las radiografías. Una pequeña dosis de tinte radioactivo es inyectada en una vena. Este se concentra en las áreas del hueso que puedan tener cáncer, las cuales son identificadas por el escáner.
  • Biopsia – se extrae una muestra de células o tejido del hueso y se envía a un laboratorio para análisis. El procedimiento es llamado biopsia central y se realiza bajo anestesia local. Algunas veces los médicos realizan una operación llamada biopsia quirúrgica o abierta bajo anestesia general.
     

Tratamiento del cáncer del huesos

El tratamiento depende del tipo de cáncer del hueso, qué tanto se ha propagado, la edad y la salud general. El médico discutirá con usted sus opciones de tratamiento. Hay tres tratamientos principales para el cáncer del hueso.

Cirugía para cáncer de huesos

El tipo de cirugía dependerá de qué tanto se haya propagado el cáncer. Algunas veces se administra un tratamiento de quimioterapia o radioterapia después de la cirugía para asegurar que todas las células cancerosas han sido destruidas.

  • Cirugía para evitar la amputación – involucra la extracción del área afectada del hueso o articulación y el reemplazo con una prótesis de metal (reemplazo artificial) o con un pedazo de hueso sano de otra parte del cuerpo (injerto óseo). Los avances en la tecnología han hecho que este tipo de cirugía sea más común.
  • Amputación del brazo o pierna afectado – si el cáncer se ha propagado al tejido circundante y a los vasos sanguíneos, la única opción para eliminar el cáncer es la amputación del brazo o pierna.

Tratamientos que no incluyen cirugía

  • Quimioterapia – drogas anticancerosas usadas para destruir las células cancerosas. Usualmente se inyectan en una vena, pero algunas veces se administran en tabletas. Es efectiva para algunos tipos de osteosarcoma y sarcoma de Ewing. La quimioterapia es generalmente administrada antes de una cirugía para reducir el tamaño del cáncer y facilitar la extracción.
  • Radioterapia – se usa para matar las células cancerosas. La radioterapia es especialmente efectiva si el cáncer está en un lugar difícil de operar.

Viviendo con cáncer del huesos

Después de recibir tratamiento para el cáncer del hueso, usted deberá tener chequeos regulares con su médico para determinar si hay evidencia de que el cáncer ha regresado. Si el cáncer ya se ha propagado, usted recibirá tratamientos que le ayuden a aliviar sus síntomas.
 
Ser diagnosticado con cáncer puede ser difícil para usted y su familia. Los médicos y enfermeros especializados en cáncer son expertos en el cuidado y apoyo que usted necesita. También hay grupos de ayuda donde puede conocer gente que ha pasado por experiencias similares a la suya. Hable con su médico si necesita ayuda.

Preguntas y Respuestas

Respuesta

La cirugía generalmente resulta efectiva y muchos pacientes recuperan el uso casi completo del brazo o pierna afectado. La rehabilitación puede ayudarle a lograr una recuperación lo más completa posible, aunque puede haber algunos problemas como movimiento limitado, lo cual puede afectar su vida diaria.

Explicación

Unas ocho de cada 10 personas con cáncer del hueso en un brazo o pierna se someten a cirugía sin amputación para extraer el cáncer del hueso.
 
Usted necesitará mucha fisioterapia para ayudarle a recuperar la fuerza y flexibilidad en su brazo o pierna. Un terapista ocupacional puede ayudarle a ser más independiente.

Respuesta

La amputación de un brazo o pierna es un cambio significativo en la vida que afecta a las personas de diferentes maneras. Muchas personas logran llevar vidas completas y activas y pueden trabajar, manejar un auto y participar en deportes.

Explicación
 

Usted necesitará mucha fisioterapia para ayudarle a recuperar la fuerza y flexibilidad en su brazo o pierna. Un terapista ocupacional puede ayudarle a ser más independiente.
 
Algunas de estas cosas pueden afectar su vida:

Puede ser que cojee un poco si ha tenido cirugía en la pierna. El tratar de compensarlo puede provocarle dolor en otras áreas. Consulte con su médico si esto sucede.

Usted puede necesitar otra cirugía en el futuro para reemplazar articulaciones artificiales que se hayan aflojado o desgastado.

Si recibió el tratamiento cuando era niño, puede necesitar operaciones para extender (alargar) el hueso a medida que crece su cuerpo. Algunos huesos artificiales están diseñados para expandirse, y pueden alargarse usando un imán fuerte sin necesidad de una operación.

Usted ya no podrá practicar ciertos deportes de contacto como el fútbol americano, ya que puede dañar o aflojar un hueso o articulación artificial. Si recibió un reemplazo de la articulación del hombro, puede ser que no pueda levantar el brazo sobre el hombro.
Usted tendrá cicatrices que le pueden hacer sentir incómodo. Puede ayudarle si habla sobre sus sentimientos con su familia o un consejero.

Muy raras veces la cirugía y la radioterapia pueden causar la acumulación de líquido, provocando hinchazón en el brazo o pierna (linfedema). Esto puede controlarse si se trata a tiempo.

Más información

Fuentes

Cáncer del hueso. Cancer Research UK. www.cancerhelp.org.uk
Tipos de cáncer primario del hueso. Macmillan Cancer Support. www.macmillan.org.uk
¿Qué es el cáncer del hueso? American Cancer Society. www.cancer.org
Enfermedad de Paget – los hechos. The Paget’s Association. www.paget.org.uk
Mejorando los resultados para pacientes con sarcoma – el manual. Instituto Nacional para la Salud y la Excelencia Clínica (NICE), www.nice.org.uk

Esta información fue publicada por el equipo de información sobre salud, de Bupa, y está basada en fuentes acreditadas de evidencia médica. Ha sido sometida a revisión por pares, por parte de médicos de Bupa. Este contenido se presenta únicamente con fines de información general y no reemplaza la necesidad de consulta personal con un profesional de la salud calificado.

Fecha de revisión: 2022

Artículos recomendados

Leucemia mieloide
La leucemia mieloide es un cáncer de la sangre caracterizado por su rápida proliferación. La leucemia mieloide aguda (LMA) afecta las células mieloides, un tipo de glóbulo blanco (leucocito).  Suele afectar a las personas mayores de 65 años, pero puede manifestarse a cualquier edad.
6 Minutos de lectura
mastectomía
La mastectomía es una operación para extirpar el seno si la paciente tiene cáncer del seno o si tiene un significativo historial familiar de cáncer del seno.
7 Minutos de lectura
cáncer de laringe
El cáncer de laringe es mucho más común en los hombres. Por cada mujer a quien se le diagnostica este cáncer, se le diagnostica a cuatro hombres.
4 Minutos de lectura
paciente-en-cama-de-hospital
El cáncer de la vejiga es causado por un crecimiento descontrolado de las células que cubren las paredes de la vejiga. Es usualmente tratado con cirugía, quimioterapia, inmunoterapia o radioterapia.
5 Minutos de lectura
hombre-con-cancer-de-pulmon
El cáncer de pulmón es una de las primeras causas de muerte a nivel mundial. El 30% de las muertes por cáncer, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, se debe a factores de riesgo alimentarios o relativos a hábitos como el tabaquismo, por lo que pueden prevenirse.
El-cáncer-de-ano-enfermedad-poco-frecuente
El cáncer del ano es una forma poco usual de cáncer, aunque su número va en aumento. Esta enfermedad es más común en las mujeres, hombres que tienen sexo anal receptivo y personas cuyo sistema inmunológico ha sido suprimido. El cáncer del ano está relacionado con el virus de papiloma humano (VPH).
dolor-de-lado
El cáncer de hígado es provocado por un crecimiento anormal y descontrolado de células en dicho órgano.
cáncer extrahepático de conductos biliares
El cáncer extrahepático de los conductos biliares es raro y afecta más comúnmente a personas de más de 65 años. Generalmente es tratado con cirugía, y pocas veces con quimioterapia, radioterapia y terapia fotodinámica.
mama-con-cancer-y-hija
El cáncer de mama es un tumor en el seno que contiene células cancerosas. El tumor del seno es un bulto creado por el crecimiento anormal y descontrolado de las células. Puede ser maligno (canceroso) o benigno (no canceroso). Nueve de cada 10 tumores del seno son benignos.
doctora-paciente-cancer-de-boca
El cáncer de boca afecta principalmente a personas mayores de 50 años y es más común en los hombres. Generalmente, el cáncer bucal se trata con cirugía, radioterapia o quimioterapia. Explicamos a continuación cómo es y su tratamiento.
La lumpectomía es la extracción de un tumor en el seno
La lumpectomía es la extracción de un tumor en el seno en aquellos casos en que es canceroso o causa una molestia severa. El cirujano a cargo del procedimiento le dará información sobre su tratamiento. Puede ser que sea diferente a lo que se describe aquí, ya que su tratamiento estará diseñado según sus necesidades particulares.
childhood cancer
Dr. Soren Carstens, Jefe de Operaciones Clínicas, Bupa Global No será fácil decirles a los niños y adolescentes sobre su cáncer o el de otro miembro de la familia; Sin embargo, conocer la verdad, los ayudará a comprender lo que está sucediendo y les permitirá lidiar mejor con los cambios.
0 Minutos de lectura